domingo, 31 de enero de 2016

Finde de premios (segunda parte y última)


            Hola a todos. Hoy sigo contándoos los premios que he recibido y que comparto con vosotros. En esta ocasión, es el premio “Parabatais” y he sido nominada al mismo por Rosa Berros Canuria y su blog “El blog de la fábula”, María del Carmen Píriz y su blog "Alguien con quien hablar" y Hola, me llamo Julio David  y su blog “Literatura Bonsái”. Muchas gracias a los tres, de corazón, por un premio que me encanta pues es un reconocimiento al compañerismo, a una relación de hermandad entre blogueros.

El significado de este  premio es el siguiente:
“Proviene de los Parabatais, guerreros Nephilim que luchan juntos  por la  vida, unidos por el  vínculo de la cercanía y el compañerismo. Su aparición se remonta a los inicios de la saga "Cazadores de sombras" de la escritora norteamericana Cassandra Clare.
El premio tiene, por tanto, el objetivo de otorgarlo a blogs amigos con los que haya un compañerismo.  

Las normas son:
• Ponerlo en tu blog.
• Nominar a los blogs que tú quieras, sin número concreto, aquellos que consideres que tienen una relación de fraternidad y compañerismo contigo.

Mis nominados:
Además de los que ya elegí la primera vez que me nominaron,  y por supuesto con Rosa, Julio David y Mamen, he decidido compartir este premio con:

Josep María Panades            
Pedro Fabelo                                


Very inspiring Blogger award
      Este reconocimiento me ha sido otorgado por EvaMercader y su blog “La ciudad esmeralda” y también por Pedro Altamirano y sublog “relatos cortos, poesía y literatura”. Muchísimas gracias por pensar en mí para este premio tan especial.
Eva se define como “Volteadora de tuercas literarias”. Lo que más me gusta de su blog es los magníficos ensayos en los que da una interpretación de los cuentos tradicionales, tiene unas reseñas maravillosas que siempre me hacen pensar.
Pedro acaba de descubrir el poder de la escritura. Me sorprendió muy gratamente su primer relato, y le he seguido desde entonces y le veo “crecer” día a día en el mundo de las letras.
Si no los conocéis, os recomiendo que visitéis sus blogs, vale la pena.
 
 
 

Copio del blog de Eva el significado de la mención:
 
“El VERY INSPIRING BLOGGER AWARD es un premio otorgado a los bloggers por otros compañeros de la globosfera que les inspiran con su trabajo y cuyo empeño y constancia enriquecen este “mundo virtual”. Este reconocimiento nos pide que honremos y aprendamos más sobre la persona que hay detrás del blog”.

Las normas del premio son las siguientes:
• Dar las gracias y vincular a la persona que te nominó.
• Enumerar las normas y mostrar el premio.
• Informar a los nominados.
• Exhibir con orgullo el logotipo del premio en tu blog.
• Seguir al blog que te nominó.
• Contar siete cosas sobre ti.
• Nominar otros 15 blogs que te inspiren y te sorprendan.

Siete cosas sobre mí:
1. Necesito silencio para escribir. Me resulta imposible con música.
2. Soy muy sentimental, me encanta conservar recuerdos de buenos momentos.
3. Adoro el cine.
4. Y también las palomitas J
5. Soy negada para las manualidades
6. Mi flor favorita es el narciso
7. Me encanta buscar formas en las nubes

Estos son mis nominados:
Edgar k Yera  y su blog "Rincón creativo"
Sotriva y su blog "Movimientos del mundo"
Agustín R. Prat y su blog "Antes de dormir"
Erika Martín y "Anécdotas de secretarias"
Kike Potter y su blog


¡¡¡FELICIDADES A TODOS!!!

sábado, 30 de enero de 2016

Finde de premios


Hola a todos. Un sábado más con vosotros, esta vez para compartir unos premios estupendos. El primero lo he recibido de Diana Pinedo, y se trata del reconocimiento Best Blog.
Me hace una ilusión especial recibirlo de Diana, con quien colaboré en el relato que, junto a Ezequiel Miller, os ofrecimos en navidad. Me lo pasé muy bien trabajando con ellos. Si no conocéis el blog de Diana, Grafema11, os invito a visitarlo. Seguro que, como a mi, os “engancha”  la maravillosa prosa poética que destila cada una de sus entradas.

           * Las normas de este premio son las siguientes:
- Seguir al Blog que te nominó y cuando lo sigas dejar un comentario para que te siga de vuelta.
- Contar once cosas sobre ti.
- Responder a las preguntas que preparó la persona que te nominó.
- Hacer once preguntas nuevas para que respondan tus nominados.
- Nomina a once Blogs con menos de doscientos seguidores.

*Os cuento ahora ONCE COSAS SOBRE MI
1- Me encanta coleccionar cosas, aunque ahora no pueda por falta de espacio.
2- Me gusta escribir con pluma
3- Adoro la pizza
4- Hay dos cosas que JAMÁS como: leche y lentejas… no puedo ni olerlas.
5- La comodidad es una de las cosas que más satisfacción me producen
6- De pequeña me daban miedo las mariposas, ahora me fascinan
7- Soy la mayor de cuatro hermanos, somos dos chicas y dos chicos
8- Soy una forofa de las listas
9- Me encanta el color verde, es mi favorito desde niña
10- En mi casa, el color que más abunda es el turquesa
11- Tengo una perrita, pero me encantan los gatos. Antes de Fibi, tuve una gatita tricolor llamada Mina a la que echo muchísimo de menos

*Respondo ahora a las preguntas de Diana
¿Qué libro te llevarías mientras huyes del Apocalipsis? “Sin noticias de Gurb”, de Eduardo Mendoza, para reírme un rato.
¿Cuál es tu flor preferida? El narciso,  y árbol la Mimosa
¿Cuáles son tus dos mayores sueños cumplidos? Tener esta casa en la que vivo, dar a conocer lo que escribo
¿Qué secreto has podido guardar por más tiempo? No puedo decirlo, es secreto. Guardo muy bien los secretos.
¿Cuál es tu mayor fobia? El desorden. Me supera. Soy casi compulsiva.
¿Cómo encuentras la inspiración? Releyendo antiguas historias, leyendo nuevos libros.
¿Por qué escribes un blog? Me encanta escribir y compartir lo que hago.
¿Cuál es tu género literario preferido? Novela de humor
¿Qué tipo de paisaje te sugiere más historias? En esta etapa de mi vida, la playa.
¿A cuál  clásica historia de cualquier época podrías ponerle “un final mejor”? No cambiaría los finales. Creo que son parte de la magia de la historia.
¿Cuáles son los tres personajes de ficción con los que tendías una aventura? Al mismo tiempo ;) Uff. Jaimie (de Outlander, pero el del libro, no el de la serie de TV), Graham (Jude Law en The Holiday) y Jack Dawson (Titanic). Hala, qué coctel.

*Y estas son mis preguntas:
1) ¿A qué lugar del mundo te gustaría viajar?
2) ¿Con qué personaje de cuento te irías a cenar?
3) ¿Qué libro no te importaría releer?
4) ¿Cómo definirías tu blog?
5) ¿Qué tarea detestas hacer?
6) ¿Qué actividad no puede faltar en tu día a día?
7) ¿Sueles marcar tus libros?
8) Si pudieras meterte en una novela, ¿cuál sería?
9) ¿Cuánto tiempo le dedicas a tu blog y cuánto te gustaría dedicarle?
10) Si pudieras tener un súper poder ¿cuál sería?
11) ¿Cuáles son los tres personajes de ficción con los que tendías una aventura? Al mismo tiempo (Ésta se la copio a Diana, porque me ha encantado, jeje)

*Y, por fin, los once nominados


PREMIO LITARCIHIS

Este premio me lo ha concedido Chelo y me ha hecho mucha ilusión porque no lo había recibido hasta ahora. “El blog de Chelo” es uno de los que visito asiduamente, de los que considero “afines” a mi. Me gusta por la calidez que desprenden sus palabras y sus estupendas reseñas. No os lo perdáis si aún no lo habéis visitado.

El creador de este reconocimiento fue Francisco Moroz, del blog Abrazodelibro. Os dejo su significado, que copio del blog de Chelo.

"El significado de este premio es el reconocimiento entre bloggers por el trabajo realizado, el esfuerzo, la dedicación, la constancia, la calidad, la estética, la fidelidad, la amistad pero sobretodo porque creen en la calidad de su pasión, trabajo o hobby.

BOR: Blog Original
Litarhicis: nombre de la mención
 
Los tipos de blogs pueden ser:
LITerarios: libros, poesía, relatos y todo tipo de escrituras fantásticas, terror, ciencia ficción...
Sobre ARte: Pintura, escultura, música, arquitectura, decoración, cocina, cine, teatro...
CIencia: Biología, naturaleza, arqueología, ecología, física, matemáticas, astrología, botánica...
HIstoria: Todos aquellos que nos hablen de nuestro pasado y nos hablen con fotos y escritos de todo aquello que la memoria olvida.
Bloguer: Un premio que es concedido no solo al blog sino también al creador que se lo curra y lo maquea, dándole presencia, estética y realce para que quede bonito a simple vista además de llenarlo con contenido adictivo".

Las Normas del premio son:
1.- Agradecer al que te lo concede.
2.- Ponerlo en un lugar visible en tu blog
3.- Nominar al número de blogs que tú creas conveniente pero solo de 1 a 10.
4.- Que el blog al que se lo concedes sea de tu agrado y te aporte algo a nivel personal. Indiferente el número que tenga de seguidores.
5.- Avisar a los blogs elegidos. 

Mis nominados son:



THE VERSATILE BLOGGER AWARD
Este premio lo he recibido de Francisco Moroz y su blog “Abrazo del libro”.  Este es otro de esos blogs que enamoran, que se hacen imprescindibles. Los relatos, reseñas y microrelatos y de Francisco son un lujo, bien narrados, impecables en fondo y forma, siempre sorprenden. También os recomiendo que le echéis un buen vistazo si es que no lo conocéis.

 

Normas del premio

* Nominar a quien te apetezca, no hay un número fijo.
* Contar siete cosas sobre ti (antes ya he contado once, así que he cubierto el cupo)
* Agradecer y seguir al blog que te ha nominado.
* Poner el logotipo del premio en tu blog

Mis nominados son:
 
¡¡¡ENHORABUENA A MIS CHICOS Y CHICAS!!! Y feliz fin de semana a todos. Besos

viernes, 29 de enero de 2016

Premio Ancla2

         He querido hacer esta entrada para agradecer a la comunidad Edupsique Narrativas Multiformes el premio que me ha concedido en el último Ancla2.
 
 
          Os dejo, por si no lo habéis leído, el poema con el que participé y la foto que lo ilustra. Es del espigón que está frente a mi ventana. Es curioso, cuando era niña, mis padres alquilaban un apartamento en este mismo bloque donde vivo ahora. Así podíamos pasar un mes cerca de mi abuela materna y muchos de mis primos.
         Este espigón fue testigo de nuestros juegos infantiles, de fiestas en la playa, de la celebración del día de Santiago (santo de mi abuelo, mi padre y mi hermano) cuando mi padre tiraba cohetes con paracaídas y todos los niños corríamos como locos a buscarlos. En este rompeolas cogía cangrejos el muchachito del que estaba enamorada... qué dulce es el primer amor. Tengo muchos relatos ambientados en este trocito de playa, está muy "anclado" a mi corazón. Y es curioso las vueltas que da la vida,  ahora tengo mi casa aquí. Y esto que siento, aunque muy resumido, es lo que intento expresar en el poema que comparto con vosotros.
 
Te veo cuando despierto
Y me asomo a la ventana,
contemplo cómo las olas
besan tu cuerpo y te abrazan,
cómo te lamen sus brazos
salinos, casi de nácar…
¡Estás, pequeño espigón
tan unido a mí, a mi alma!
 
Me traes constantes memorias
de una muy dichosa infancia
cuando, con primos y hermanos,
entre tus olas jugaba.
Me imagino aún recorriendo
cada piedra, en la esperanza
de encontrar en ti el camino
hacia el mundo de las hadas.
Eres mío, mi espigón.
Si las aves te reclaman
piensa que soy cormorán
que con sus alas te abarca,
o una sencilla garceta,
nívea, pura y delicada,
que entre tus piedras pasea
buscando el frescor del agua.
Déjame pues, mi escollera,
ser parte de ti y tu playa:
mar, sol, rocas, oleaje…
¡deja que haga en ti mi casa!
 
Un beso a todos y feliz día

jueves, 28 de enero de 2016

Lluvia de albóndigas


En el comedor de mi colegio había una ventana que daba a una pequeña zona vallada, a la que no teníamos acceso los alumnos, en la que siempre había dos perros que estaban gordísimos. Los pobres animalitos estaban encerrados en un espacio bastante pequeño aunque la falta de ejercicio no era el factor que más influía en su obesidad, qué va, es que se comían todo lo que mis compañeras y yo les arrojábamos a través de la cristalera.
Cuando la monja que nos vigilaba se volvía, era cuando comenzaba nuestro deporte favorito, el lanzamiento de albóndigas (o de filetes rusos,  dependiendo del día). Los proyectiles cárnicos, tan duros como balas, silbaban mientras recorrían de punta a punta la sala para llegar hasta las fauces de los orondos canes. No es de extrañar que, cuando nos veían a través de los pequeños huecos que había en la valla, nos movieran el rabo con desaforada alegría.
Un día pillaron a una de mis compañeras de comedor porque, en su precipitación por deshacerse de las albóndigas que le habían puesto, no se dio cuenta de que la ventana estaba cerrada y acabó estrellando sus “proyectiles” contra los cristales. Al parecer, las monjas se habían esmerado más de lo acostumbrado en la limpieza ese día. 
Todas las alumnas nos llevamos una buena reprimenda, sobre todo la pobrecita a la que cogieron con las manos en la masa. A partir de ese día, las hermanas controlaron un poco más esa zona del comedor, aunque los perros siguieron igual de “bien alimentados” pues, como niñas curiosas y traviesas que éramos, acabamos por encontrar un agujerito en la valla por donde seguir pasándoles comida de contrabando.

miércoles, 27 de enero de 2016

Jugando con fantasmas


Hola a todos.

 

            El sábado pasado, Carmen Pinedo desde su blog nos proponía uno de sus interesantes retos: “jugar con fantasmas” escribiendo un pequeño relato a partir de lo que nos inspirara alguna de las imágenes que dejaba para nosotros.
             He visto que muchos de los que participaron en la aventura han colgado sus relatos en su blog, así que me he animado a hacerlo yo también. Me gustaron muchísimos cuadros de los que Carmen nos ofreció, pero éste es el que más llamó mi atención y al que le dediqué  este micro que comparto con vosotros. Espero que os agrade.


“Acechaban desde los rincones, desde los muros, las cortinas, las pinturas que decoraban las estancias. Se había mudado de casa tres veces en los últimos cinco años, y aún no había encontrado un lugar al que llamar “hogar”. Los fantasmas la acompañaban a dondequiera que fuese, incomodándola con su presencia, impidiéndole ser feliz.
Su última casa era pequeña, diminuta. Su mayor atractivo consistía en una ventana blanca que daba al mar. Cuando se despertaba, sólo tenía que incorporarse un poco para verse rodeada de azul: cielo y océano envolviéndola, arropándola y espantando a los fantasmas que había llevado consigo en su corazón.
Cuando los fantasmas se fueron, sólo quedó el océano y una vida por delante para disfrutar. “

 

 
                                                      Edward Hopper, Habitaciones junto al mar, 1951
 
 

martes, 26 de enero de 2016

Escatología y risas de buena mañana

          Llevo unas semanas durmiendo mucho más de lo que es habitual en mí, desde hace ya mucho me acostumbré a levantarme a las seis de la mañana, sin necesidad de despertador, y no había forma de que a partir de esa hora volviera a conciliar el sueño. Pero como os he dicho, llevo días descansando más, hasta las ocho (¡¡sacrilegio!!) y si no fuera porque tengo que sacar a Fibi, en ocasiones me quedaría entre las sábanas.
El sábado fue uno de esos días, me despertó mi perrita a las 8,30 exigiendo su pequeña caminata, y salimos, ella feliz y yo muerta de sueño, tanto que no me dí cuenta de que la bolsa con que recogía sus cacas estaba rota y acabé cogiéndolas con la mano. Un poema, vamos. Menos mal que no soy demasiado asquerosa, me limpié con un pañuelo de papel entre risas y nos volvimos a casa para que me lavara. Y después, volví a acostarme. No se puede empezar el día así y dejar que continúe.
Ocurrió algo similar el domingo, quiero decir que dormí un montón y volví a salir con sueño. Esta vez no pasó nada escatológico, pero cuando iba a entrar al ascensor, me di de bruces con un vecino. ¡¡¡Si casi ni veía!!! Muy amable, mantuvo la puerta abierta mientras yo pasaba. El chico olía súper bien, a limpio, era una delicia, tanto que exclamé: “¡¡Ohhhh, qué bien huele, Fibi!!”  Sí, lo dije en voz alta,  mientras él aún estaba sosteniendo la puerta para mí. Me puse de todos los colores y luego, para variar, me entró la risa floja (a mi vecino también). Menos mal que me tomo las cosas con sentido del humor.
En fin, a partir de ahora, intentaré dejar la casa cuando me encuentre algo más espabilada. ¡¡La de cosas que pueden pasar cuando sales medio dormida!!

lunes, 25 de enero de 2016

Semilla de esperanza (Poema)


SEMILLA

Soy una frágil semilla
soy todo aún no siendo nada  
pues un  proyecto de vida
oculto tras mi coraza.

Espero con alegría
a que el viento, con sus alas
me lleve a la tierra viva
para hundirme en sus entrañas. 

Soñaré así con el día
en el que seré abrazada
por la lluvia cristalina,
y, por el sol, calentada.

Y entre  los cuatro elementos,
Fuego, Aire, Tierra y Agua,
se conjugarán  los verbos
de la vida y de la magia.

Soy un pequeño prodigio,
un milagro que no acaba:
soy germen de lo infinito,
soy simiente de esperanza.


domingo, 24 de enero de 2016

Very inspiring blogger award

Hola a todos.
Hace unas semanas recibí la nominación al “Very inspiring Blogger award”. Éste es un premio otorgado por los bloggers a otros compañeros de blogosfera que les inspiran con su trabajo, y cuyo empeño y constancia enriquecen este “mundo virtual”. Este reconocimiento nos pide que honremos y aprendamos más sobre la persona que hay detrás del blog.

 
Recibí este reconocimiento de Carmen Cardeñosa y su blog “Jugando y aprendiendo juntos”. Muchísimas gracias por tenerme en cuenta, Carmen, recibo esta nominación con mucho cariño y alegría, por todo lo que significa.
Os cuento un poquito sobre Carmen, cosillas que he descubierto a través de su blog, su perfil de Google+ y una reciente entrevista que hicieron sobre ella.  Carmen es gaditana (de Barbate), pero vive en Pozuelo de Alarcón y es maestra de Educación Infantil. Se jubiló hace poco, aunque sigue en contacto continuo con su “cole”, y ahora dedica su tiempo a su blog y a cuidar de su nieto (que aún no ha cumplido el año) y de su hogar.
Le entusiasman la Tecnología de la información y la comunicación, la jardinería, el punto de cruz y el blackwork, que es un tipo de bordado (acabo de goglearlo).
En su blog, podéis encontrar gran cantidad de recursos y guías que os ayudaran a formar la vuestros pequeños, ya seáis padres, maestros… o tías/tías (que es mi caso, jeje)

Os dejo las reglas de nominación, que copio del propio blog de Carmen:
. Dar las gracias y vincular a la persona que te nominó
. Enumerar las normas y mostrar el premio
. Comparte siete cosas sobre ti
. Informa a los nominados
. Exhibir con orgullo el logotipo del premio en tu blog
. Seguir o suscribirse al blogger que te nominó
. Nominar otros 15 blogs que sorprenden

¿Qué puedo compartir sobre mí? Siete cositas que aún no sabéis… dejadme pensar…
1-     Me encantan los cuentos, desde niña. Tengo colecciones de Ándersen, Grimm, Perrault, las mil y una noches, cuentos de hadas victorianos, populares españoles… y muchos más.
2-     Colecciono cromos antiguos
3-     Soy muy casera
4-     Me fascina todo lo relacionado con la escritura: plumas, tintas, sellos, lacre, papel, cuadernos…
5-     Adoro ir de tapas
6-     Me parezco a mi abuelo paterno, que era poeta aficionado
7-     No me gusta escribir poesía en el ordenador, “necesito” papel y pluma.

Y ahora, elijo a mis quince blogs. Esto es lo que más difícil resulta, porque siempre me parecen pocos. Éstos que he escogido son blogs que me encantan y en los que me siento como en casa. Mis nominados  (os dejo los enlaces a sus blogs):


Felicidades a todos y gracias por permitirme formar parte de vuestro mundo.
Besos, disfrutad de un estupendo domingo

sábado, 23 de enero de 2016

El porqué de una sonrisa


Es curioso, ayer conté la misma anécdota en dos ocasiones y todavía no sé por qué salió el tema. De hecho, ni siquiera se trata de una “anécdota” al uso, es más bien un recuerdo que tiene que ver con mi familia (y que también he compartido con vosotros en una entrada anterior).
            Hubo una época en que a mi padre le dio por hacer “churritos” para desayunar. Se levantaba antes que nadie, preparaba la masa y empezaba a freírlos y, cuando ya estaban casi a punto, nos despertaba a mi madre y a mí. Hacía dos bandejas enormes, que nos tomábamos entre los tres (él y yo acabábamos con casi todos, lo reconozco). A mi padre le gustaban los churros con sal (están muy buenos, por si no los habéis probado), a mi madre sin nada y a mí con azúcar. Nos sentábamos a la mesa de la cocina y los disfrutábamos entre risas. Es curioso, siempre estábamos de buen humor, había un "buen rollo" increíble; quizá por eso los domingos fuesen  mi día favorito de la semana: churros y sonrisas, una combinación maravillosa. 
            No recuerdo el motivo, pero ayer hablé de ello durante la comida que compartí con mi hermana y mi amiga Teresa (mis dos “Teres”).  Les preparé, además de un pequeño aperitivo, tres cositas que nos encantan a todas y se me dan muy bien: caldo casero con pelota, escalibada (hice para un regimiento) y de nuevo la tarta de piña, para que mi amiga la probara. Estaba todo delicioso, pero lo mejor fue la charla y compartir risas en una genial (y dulce) sobremesa.
            Pasamos la tarde juntas y luego preparamos una cena improvisada, que compartimos con el novio de mi amiga. Entonces fue cuando volví a evocar el recuerdo y, de nuevo, no sabría decir el porqué. Fue una cena estupenda y lo mejor, desde luego, la compañía.
            Pensándolo bien, puede que me vinieran esas imágenes a la memoria porque me encontraba rodeada de algunas de las personas más importantes de mi vida, en un ambiente relajado, alegre y lleno de cariño. Quizá por eso evoqué los instantes compartidos con mis padres, tan llenos de amor. Lo que sé con seguridad es que fueron esos momentos tan agradables los que hicieron que me acostara con una sonrisa, una sonrisa que, esta mañana, aún permanece en mi  rostro, iluminando mi mañana.


 

 
 

viernes, 22 de enero de 2016

¿Coser?... No, gracias



 
 
¿Recordáis un post en el que os contaba que me gusta cantar? Bueno, pues ésta es casi la entrada opuesta, os voy a hablar de algo que aborrezco y que trato de evitar de todas las formas que conozco.  Esa actividad es coser.
No sé a qué se debe esta fobia, ni sé como calificar lo que siento hacia esta tarea. Hay muchas otras cosas para las que también (¡ojo al adverbio!) soy negada y no me dan tanta tirria. Quizá se deba a que no supieron enseñarme, o puede que sea porque no obtengo un resultado adecuado a mis expectativas o, simplemente, porque me desquicia algo que me parece tan monótono. El caso es que detesto coser y cuando lo hago, es porque no me queda más remedio.
Trato de evitar el momento de coger la aguja a toda costa, y voy acumulando en un cajón las prendas que necesitan algún arreglillo. En este momento tengo (desde hace ya más de dos meses) un pantalón que necesita un dobladillo, una blusa a la que le faltan dos botones y una rebeca a la que tengo que poner una de las hombreras. Aunque sea solo poner un botón, me abruma y lo aparto de mí como si pudiera contagiarme la peste. Sí, me abrumo por poco, qué le voy a hacer.
Luego está el tema de los dedales. ¡¡Ay, los dedales!! Si soy torpe sin ellos no os podéis imaginar cuando uso uno. Tengo la sensación de que se me pone rígida toda la mano, como si la metiera en un guantelete de los de las armaduras medievales y me da por pensar que mi pobre dedito está ahí aprisionado, a oscuras, sudando… Vale, vale, de nuevo exagero un poco.
Igual que para las cosas que me gustan, soy apasionada también en mis enconos. Pero de hoy no pasa. Acometeré la tarea… así que voy a comprarme cinta para planchar, que tengo que arreglar un dobladillo.

jueves, 21 de enero de 2016

Una receta para Gema



Imagen de la red. La eliminaré del blog si el autor lo solicita
Tuve una temporadita en que me dio por preparar dulces. Hacía merengues, tarta de chocolate,  galletas de mantequilla, bizcocho de yogur, trufas, bolitas de coco, plum cake de frutas escarchadas, en fin, de todo un poco. A mi padre lo que más le gustaba era la “coca boba”, me salía buenísima. No había semana que no me pidiera que le hiciera una y,  aunque que gusta mucho más el salado que los dulces, siempre acababa por “pecar”  y nos zampábamos la coca, casi de una sentada, entre mis padres y yo.
Me fascina la repostería pero tiene un pequeño problema: me encanta todo lo que hago. Me gusta probar, picotear mientras cocino y, por supuesto, comer lo que he preparado. Y lo malo es que todo (¡¡todo!!) lo encuentro delicioso. Pero eso no es demasiado sano, no a ese ritmo al menos, y para evitar comer dulces dejé de cocinarlos.
Anteayer, sin embargo, me encantó volver a hacer un bizcocho, sobre todo porque era para mi hermana y mi sobrina, y puse en él el mismo cariño que cuando lo preparaba para mis padres.
Gema (MarigemSaldelapuro) me pidió que dedicara la entrada de hoy a la receta de ese bizcocho, y me encanta poder complacerla. Así que aquí va.  Espero que lo probéis y que os guste, está de muerte.

Pastel de piña y jengibre (para 4-6 personas) –Si no sois muy golosos da para seis. En casa nos lo comemos entre cuatro, jeje.

Ingredientes
125 gr. de harina de repostería
½ cucharadita de levadura en polvo Royal
125 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar  blanquilla en grano (si podéis conseguir azúcar glas sale mucho más suave, vale la pena)
2 huevos grandes
1 cucharadita colmada de jengibre molido (en polvo). Yo lo pongo un poco a ojo, no sabría deciros exactamente cuanto pero creo que más o menos es eso.
Un poco de mantequilla para engrasar el molde
Para la cobertura:
25 gr. de mantequilla
75 gr. de azúcar morena (con blanco también sale, pero no queda tan bonito)
225 gr. de rodajas de piña en almíbar, ya escurridas
Guindas en almíbar (yo las pongo de dos colores porque queda más mono) 

Elaboración:
1. Precalentamos el horno a 170º. Se engrasa con mantequilla un molde hondo de unos 20 cm. de diámetro y se forra con papel de aluminio.
2. La cubierta se prepara fundiendo la mantequilla con el azúcar moreno. Cuando esté fundido, se extiende sobre la base del molde del pastel.
3. Cortamos las rodajas de piña por la mitad y las colocamos haciendo un dibujo sobre la cubierta que acabamos de poner. Decoramos también con las guindas partidas por la mitad.
4. Preparamos la masa. En un bol, tamizamos la harina con la levadura. Se añade la mantequilla (siempre a temperatura ambiente), el azúcar glas, los huevos y el jengibre. Batimos todos los ingredientes con una cuchara durante unos 5 minutos, hasta que quede una mezcla homogénea de color pálido.
5. Extendemos con cuidado la masa sobre la piña y la aplanamos con una espátula o un cuchillo de untar.  Hay que hacerlo con cuidado porque la masa es muy espesa y hay que extenderla bien cuidando que no levante la piña y las guindas.
6. Horneamos durante 70 minutos (en mi horno, que es nuevo y tira un montón, tardé 65 minutos, así que vigilad la cocción), a 170º, hasta que el pastel quede esponjoso al tacto en el centro y se haya separado un poco de los bordes del molde.
7. Se enfría el pastel dentro del molde durante 5 minutos y se desmolda con cuidado. Quitamos el papel de aluminio y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
Este pastel puede guardarse durante 3 días (en mi casa no dura ni uno, pero bueno) en un recipiente hermético, pero es mejor servirlo el día en que se prepara.



                                                                    ¡¡¡QUE APROVECHE!!!

miércoles, 20 de enero de 2016

Sorpresas con buen sabor de boca


Ayer fue un día de sorpresas, no sorpresas extraordinarias, pero sí de esas que consiguen dejarte un buen sabor de boca.
Como os conté, me levanté un poco apagada, pero me sentí mucho mejor después del paseo y de mi encuentro con el “pato-mascota”. Pero ahí no acabó todo. Después de colgar mi entrada, con lo que acababa de escribir aún en la mente, me asomé a mi ventana para contemplar algo que sólo puedo calificar como espectacular: el espigón se había llenado de pájaros, esos a los que no había conseguido fotografiar una hora antes: volvieron los cormoranes, la garceta, las gaviotas y hasta un cormorán moñudo. Y estaban todos en la punta del rompeolas tomando el sol, extendiendo sus alas para que se secasen e invitándome a unirme a ellos. No lo dudé, dejé lo que estaba haciendo, cogí la cámara y este es el resultado.



Fibi también estaba contenta. Se pasó media mañana en la terraza tomando el sol. Ese espigón que veis al fondo de la foto es en el que estaban los pájaros.

 




 Este es el cormorán moñudo (tendré que preguntarle a mi cuñado que es el que sabe de pájaros)
 
 
 
Fue increíble, me dejaron acercarme muchísimo, y pude sentarme en las rocas para fotografiarlos cómodamente. Estuvieron allí hasta el mediodía, lo que me permitió mostrárselos a mi hermana y a mi sobrina que vinieron a comer a casa. Aunque yo creo que lo que más les gustó fue el “detallito” que les preparé para postre, un bizcocho de piña y jengibre que estaba ¡¡¡delicioso!!! ¡¡Ese sí que nos dejó buen sabor de boca!!
Me encanta la repostería y se me da bastante bien. Este bizcocho me sale de maravilla, pero hacía siglos que no lo preparaba... porque luego me los como y así me van las cosas.
 
 
Ya veis que no hablo de “grandes sorpresas”, pero estas pequeñas cosas son las que marcan la diferencia y convierten un día ordinario en uno especial. Para mí lo extraordinario de ayer fue disfrutar de un maravilloso día de sol con mi perrita, gozar de la contemplación de estas bellísimas aves y, sobre todo, compartir buenos momentos en la mejor de las compañías.

martes, 19 de enero de 2016

Cosas curiosas


Es una ley inmutable de la naturaleza: siempre veo cosas curiosas cuando no llevo la cámara de fotos conmigo. Es chocante pero es así. Ayer, por ejemplo, la dejé en casa porque no tenía batería… y fue el momento que eligieron las aves que visitan el espigón para aparecer y ponerse juntas. Había dos cormoranes, una gaviota reidora, un zarapito y una garceta… ¡¡¡juntos!!! O casi, los primeros estaban en la punta del rompeolas y los otros a derecha e izquierda respectivamente. Nunca había visto nada parecido. Cuando regresé con la cámara sólo quedaba uno de los cormoranes (del que os ofrezco las fotos).
            Hoy tampoco llevaba la cámara. No me encontraba de humor y no pensaba dar un paseo largo, pero debe ser verdad lo de que al caminar y hacer ejercicio se generan endorfinas, porque he empezado a encontrarme mejor a medida que avanzaba y he acabado dando un buen paseo con mi perrita.
            Cuando hemos llegado a la zona de los espigones he empezado a arrepentirme de no haber cogido la cámara porque he visto algo de lo más gracioso: había un pato dándose un bañito en la orilla. Pero lo más peculiar es que tenía compañía: una señora, que al llegar hasta donde el animal estaba zambulléndose se ha descalzado, ha metido los pies en el agua y lo ha sacado de allí en brazos haciéndole toda clase de arrumacos. Y él bicho se dejaba querer. Lo ha llevado hasta la zona de los bancos y allí lo ha “sentado” entre ella y su pareja, un hombre que se reía por lo bajo  al ver mi expresión de perplejidad. ¡¡¡Como para no sorprenderme!!!
            Y allí los he dejado, tomando el sol, mientras yo regresaba a casa lamentando no haber cogido mi cámara pero indudablemente de muchísimo mejor humor que cuando salí.

 Éste es el cormorán ¿Verdad que tiene unos ojos preciosos?

Y éste, el pato. La foto está hecha con el móvil, se nota la diferencia.

lunes, 18 de enero de 2016

Una merienda muy completa


Hace unos días fui a merendar a una cafetería que está cerca de casa de mi hermana. Es un lugar muy agradable, hacen una deliciosa “coca de mollitas” con chocolate, y cuenta con una gran terraza en la que permiten estar a Fibi. Está al lado de un colegio y, al parecer, a la hora de la merienda se llena hasta los topes pues puedes encontrar siempre a las mismas madres tomándose un café mientras sus pequeños se hinchan a bollos, cruasanes y gofres con chocolate. ¡Casi todas las mesas estaban ocupadas! Pero por suerte encontramos un rinconcito en el que nos pudimos acomodar Tere, mi sobrina Paula, Fibi y yo.
¡Menuda merienda se estaban zampando alguno de esos niños! Empezamos a hablar de lo perjudicial que puede ser tomar, por costumbre, tanto dulce y tanta bollería industrial. Mi hermana insistía, con razón, que no era una comida adecuada, ni sana… ni completa.
Entonces levanté la vista y leí un cartelito en el que avisan de los posibles alérgenos de los artículos que venden:

“Nuestros productos contienen o pueden contener trazas de: gluten, huevos, leche, crustáceos, pescado, soja, sésamo, frutos de cáscara, apio y mostaza”

Y le dije: ¿De verdad crees que no hacen una comida completa? Pues mira el cartelito.  Toman huevo, leche, soja… ¡¡¡y hasta pescado!!! Más completa imposible.  
Nos estuvimos partiendo de risa hasta que llegamos a casa.
 
 

domingo, 17 de enero de 2016

Un nuevo reconocimiento... PREMIOS BLOG CO.MENTA

Hola a todos

Hoy me complace compartir con vosotros la llegada de un nuevo premio a la red. Se trata de los premios Co.menta, un reconocimiento a la participación con comentarios en los blogs, a la dedicación de tiempo a dejar dichos comentarios y a la generosidad para compartir las publicaciones de los demás. Sin los comentarios, las entradas no tienen mucho sentido ¿no creéis? Por eso es de justicia premiar no sólo a los que escriben el blog, sino también a todos aquellos que motivan con su presencia y sus aportaciones para que el autor siga creando. Los comentarios dan vida a un blog, y eso merece un reconocimiento.
 
Este premio lo presenta JOSEME ESPAÑOLES y su blog "VIAJE Y FOTOS". Estoy muy contenta de haber participado con mis opiniones en la creación de este premio, en el que también han colaborado como yo Gema (Marigem Saldelapuro) e Inma Cabezas. Francisco Moroz es el “responsable” del fantástico diseño gráfico. Os dejo las palabras de Joseme para describir el simbolismo de la imagen:
 
“El nombre CO.MENTA lo he querido dividir en dos palabras porque realmente “CO” lleva implícito: compañía, compañeros, comunidad, colectivo, confianza y “MENTA” la frescura del comentario, un aire fresco que motiva a seguir con otras publicaciones, un dulce alimento de musas que tanto mimamos los creadores de contenidos. El micrófono con la pluma son señales identificativas de la comunicación hablada y escrita”.

 
Las BASES de participación son las siguientes
1) El autor debe valorar el contenido del mensaje que se premie, sus palabras y corrección del lenguaje y su contenido en cuanto a originalidad, aporte, enseñanza u otros valores apreciativos. También la frecuencia con la que esa persona participa en tu blog.
2) Cuando recibas el premio, primero agradecer a quién te lo entregó, y luego debes pensar en dos personas para nominar y compartirlo.
3) Los que tenéis blog, una sola imagen del premio ya reconoce vuestra participación. Si eres premiado varias veces con el tiempo solo tienes que nombrar lo blogs que te han nominado por tus comentarios y modificar este dato al pie de la imagen.
4) Si tienes blog, incluyes el premio en él con la publicación del blog que has comentado y nombre del autor/blog que te ha nominado (no hace falta fecha). Por ejemplo, en el gadget de blogger de “Imagen” puedes incluirlo todo en pie de foto y un enlace al a la publicación del blog que te ha nominado.
5) Si no tienes blog, incluyes el premio en tu perfil de g+, en una publicación especificando el comentario que has hecho y donde lo has hecho (nombre de la publicación y el autor/blog que te ha nominado) con un enlace para que otra gente lo lea y comparta.

            Me complace mucho nombrar a mis dos nominados, aunque hay muchísimas personas a las que me gustaría concederlo por sus fabulosas aportaciones. En esta ocasión he elegido a:

- Paula Koval. Paula no tiene blog, pero sus comentarios, siempre brillantes, tienen para mi el valor de un “mini-post”. Son siempre un complemento perfecto a lo que yo he escrito. Da mucha alegría cuando notas que alguien entiende a la perfección lo que has querido expresar, que ha disfrutado de lo que lee tanto como tú escribiendo, y eso es lo que me sucede con Paula. Además, tiene la gentileza de poner comentarios no sólo en  mi blog, sino también en muchas de mis publicaciones en comunidades para motivar a la gente a leerme. Mil gracias, Paula.

-Cindy Groulx. Cindy tiene blog "Myths, fairies and me"  y también una comunidad "Cindy's open house" en la que siempre me he sentido muy a gusto. Me ha apoyado siempre, desde que empecé en este mundo virtual. Los comentarios de Cindy me recuerdan que hay “espíritus afines”, gente con la que te identificas no importa lo lejos que estén o lo diferente que sean sus vidas. En sus comentarios, la “Señora de las hadas” (The fairy Lady) siempre pone muchísimo de sí misma, comparte no sólo sus pensamientos sino sus propias anécdotas y eso enriquece mi blog. Muchísimas gracias, Cindy, por llenar de luz mi casa virtual.
            Agradezco de nuevo a Joseme el haberme permitido participar en la creación de esta iniciativa tan bonita. Y espero que este premio se vaya moviendo a lo largo de la red, porque es un reconocimiento muy especial y hay muchos blogueros que lo merecen.
         Feliz día a todos.
 
         Pd.: tengo algún reconocimiento más que compartir, pero me parece mejor hacerlo en días distintos. No penséis que me olvido. Besos